sábado, 12 de febrero de 2011

Algunos Peces Pescados Gordos puestos en evidencia frente a Wikileaks, decidieron contratar los servicios de la empresa HBGary, con el objetivo de destruir su reputación y así salvaguardar la propia. Presupuesto del proyecto: ya se pueden imaginar.

Hace unos días, y un poco cansados de tanta desinformación, un grupo de personas decidió dedicarle un fin de semana al tema. Un presupuesto de algo para beber y algo para comer. Entre risas, -porque hay pocas cosas tan divertidas-, entraron en los servidores de la empresa y tomaron las pruebas necesarias para demostrarle al mundo la realidad del asunto.

Decenas de miles de documentos en los que se diseña la estrategia para desacreditar a Wikileaks, sus fundadores, y todo el ecosistema creciente que la rodea.