jueves, 11 de junio de 2009


Tomamos un software de virtualización utilizado extensivamente por las empresas de hosting.
Aparece una vulnerabilidad (desatendida) y es aprovechada por unos delincuentes que borran los datos de más de 100.000 servidores y sus copias de seguridad.
Los clientes pierden todos sus datos, las empresas de hosting quiebran y el fabricante del software se suicida.

Saquemos conclusiones:
a) El problema grave está en la gente (los delincuentes) y no en el software. El ser humano, capaz de hacer daño por el simple placer de hacerlo.
b) Usar software abierto para que cualquiera tenga la libertad para solucionar los problemas. No depender de un único fabricante/persona. Diversificar.
c) Mejorar las estrategias de copias de respaldo. Se debe saber para qué sirven las copias de seguridad y luego hacerlas... bien.