lunes, 13 de abril de 2009


Muchas legislaciones (principalmente) se están preparando para seguir los dictámenes de ciertas organizaciones de gestión a fuerza de utilizar a las Telcos como vigilantes de lo que podemos y no podemos hacer en la Red.
Sin entrar a valorar lo poco inteligente del asunto (no nos esperábamos más) el hecho abre puertas a la aparición de ciertos cambios para los cuales puede que no estemos preparados.
Por ejemplo (y sólo por decir algo): Google decide rentabilizar, más, sus servicios dando exclusividad de uso.
"La ADSL de Telefónica, viene con Google y vale X €/mes", la de la competencia no, y sí, es un poquito más barata".
Si tienen potestad y libertad para filtrar paquetes, cerrar protocolos y redireccionar tráfico. Si la universalidad del acceso ya no es tal, el poder de las Telcos puede ser excesivo.
Antes se pagaba por cada dirección de correo, hoy es impensable, ¿pero mañana?.
Sí, si X se vuelve de pago, montaremos un Y que sea Libre. ¿Pero tendremos tiempo?, ¿estamos listos?.
Mucha gente no sabe lo que nos estamos jugando y cómo el Software Libre se está transformando en la última esperanza.