viernes, 27 de marzo de 2009


Hemos dado de alta algunos puntos wifi utilizando la tecnología FON. Un modelo de negocio recursivo: "Necesitas que te vaya bien para que te vaya bien".
El éxito depende de alcanzar, con la inversión prevista, la suficiente masa crítica de usuarios para consolidarte.
Desde el punto de vista de los usuarios es algo que si funcionase (hoy por hoy no lo hace como debería) son casi todas ventajas. Tener acceso a internet desde cualquier punto y a un coste asumible.
La idea planteada no es nueva, y desde la puesta en producción de la tecnología wifi/wimax multitud de comunidades de usuarios comenzaron a trabajar sobre la posibilidad de montar redes abiertas. Muchas funcionan a la perfección aunque son continuamente bombardeadas por Telcos, ¿gestoras de derechos? y legisladores.
Los operadores de telecomunicaciones, escondidas detrás de los muy mal llamados "artistas e intelectuales" (¡qué ironía!) intentan por todos los medios que los usuarios crean que compartir es malo. Mientras los políticos, animalitos incapaces de entender el problema (como si les importase), legislan según sus intereses: conseguir votos.