lunes, 10 de noviembre de 2008


Hace un mes, la gente de Outpost 24 declara haber descubierto un grave error en el protocolo base de la Red: IP.
Dicho fallo hace vulnerable a cualquier equipo que lo use (es decir, todos).
No existen pruebas contundentes de la veracidad y Outpost 24 avisa que ofrecerá más información durante su conferencia a mediados de mes en Helsinki.
Realmente se trata de la tercera gran alarma que aparece durante el 2008.
Más allá de la auto-publicidad que genera el aviso o de su propia veracidad, los departamentos de seguridad informática deben dedicar recursos a la investigación con la poca información con la que cuentan. Y al hacerlo, bajarán sus defensas.
La distracción ha funcionado. Por tercera vez...