martes, 3 de junio de 2008


Modelar matemáticamente el comportamiento de una sociedad es un objetivo que hace pestañear a cualquiera que imagine sus pobilidades. No cabe duda de que el éxito en ese campo cambiaría el mundo completamente.
Muchos podrían sentirse menos libres, menos autónomos (al saber que sus pasos están escritos), muchos otros intentarían demostrar que la formulación falla y sacrificarían para ello sus propias vidas, y otros más pragmáticos, simplemente se aprovecharían.
Aunque desde Hobbes hasta hoy se ha avanzado bastante, todavía no es suficiente.
Algunos parecen haber cedido a los que proclaman la imposibilidad de modelar a la sociedad y otros, más atrevidos, logran sólo pasos muy pequeños (pero siempre hacia adelante).
Pero... ¿qué es lo que nos impide formular estrictamente el comportamiento de una sociedad?.
Veamos, la termodinámica modela el comportamiento de cualquier gas (infinitas partículas moviéndose aleatoriamente). ¿En qué se diferencia un gas de una sociedad?. No en tanto... no somos tan complejos si se nos mira desde arriba...
Por otra parte, las matemáticas de hoy en día tienen herramientas muy potentes y con datos suficientes la estadística debería ser capaz de predecir cualquier cosa con un error conocido.
Y aquí algunas preguntas: ¿Realmente no tenemos los datos?... pero... ¿alguien los tiene o los está recolectando?...¿y ese alguien, tiene la capacidad de cálculo suficiente?.


Por cierto, el último proyecto de Google... profundizar en la decodificación del GENOMA HUMANO