sábado, 12 de febrero de 2011

Algunos Peces Pescados Gordos puestos en evidencia frente a Wikileaks, decidieron contratar los servicios de la empresa HBGary, con el objetivo de destruir su reputación y así salvaguardar la propia. Presupuesto del proyecto: ya se pueden imaginar.

Hace unos días, y un poco cansados de tanta desinformación, un grupo de personas decidió dedicarle un fin de semana al tema. Un presupuesto de algo para beber y algo para comer. Entre risas, -porque hay pocas cosas tan divertidas-, entraron en los servidores de la empresa y tomaron las pruebas necesarias para demostrarle al mundo la realidad del asunto.

Decenas de miles de documentos en los que se diseña la estrategia para desacreditar a Wikileaks, sus fundadores, y todo el ecosistema creciente que la rodea.


domingo, 30 de enero de 2011

Google nos avisa de que ya no autocompletará búsquedas relativas a torrents, para evitar, por nuestro bien, que lo utilicemos para localizar rápidamente los capítulos de nuestras series favoritas.
Uhhhh, ¡me quedo sin ver mi serie!. Tendré que viajar a su país de origen porque aquí no la emiten...
Bueno, al menos Google se preocupa por mí y me ayuda autocompletando mis búsquedas relativas a como "vengarme aniquilando a", "estafar a esos", "robarles todo"...

jueves, 11 de noviembre de 2010

Mientras la Unión Europea (bueno, sus europarlamentarios) discute sobre la Neutralidad en la Red, el Ministerio de Industria, raudo y veloz, entrega su informe posicionándose contra dicha Neutralidad: se solicita que se diseñen restricciones, mecanismos de bloqueo y gestión del tráfico de los usuarios.
Es decir, aprovechamos que se habla de Internet, y soltamos que necesitamos controlar a los usuarios que se bajan la última de Bisbal. Poca novedad aquí.

¿Pero de qué nos protege la Neutralidad en la Red?.
Las telcos (Telefónica, Jazztel, Orange, Vodafone, etc) quieren ejercer de dueñas de la Red y mientras amenazan con cobrarle a Google (entre otros), se dedican a innovar copiar modelos de negocio, por ejemplo (y os sonará): ¿Quieres el paquete "Buscar", con Gooogle + Yahoo + Bing? entonces son X€ al mes. ¿Que además quieres el paquete "Social", con Facebook + Twitter + 2 horas de Youtube?, entonces son Y€ al mes...

¿Nos debemos preocupar?
Pues sí, pero posiblemente por una razón diferente a la que tenemos en mente. La inversión necesaria para implantar un control de esa magnitud será tirar el dinero ya que en cuestión de horas saldrán soluciones para evitar dichas restricciones (el gran éxito de Internet es que es mucho más sencillo no controlar que controlar).

¿Entonces?
Pero esas inversiones millonarias saldrán, que nadie lo ponga en duda, de nuestros bolsillos. Entonces ya no hablamos de ética, de igualdad o de libertad (Neutralidad en la Red). Hablamos de un negocio, de dinero y de impuestos. ¿A que ya no sorprende?

lunes, 11 de octubre de 2010

Wikileaks publica un nuevo documento que saca los colores a los Lobbies (si fuera posible). Se demuestra que nada menos que el mandamás de la ACT (Association for Competitive Technology, una organización ¿americana? fuertemente controlada por Microsoft y otras empresas con el mismo ideario) ha influído de manera tajante en los documentos de trabajo de la Unión Europea.
El señor Zuck, así se llama, consiguió mezclar y confundir software Libre con no Libre, eliminar toda crítica a las patentes de software, retocar los argumentos en favor de los derechos de los cuidadanos, minimizar las amenazas realizadas para defender patentes frenos de innovación y un largo y triste etcétera.
El mismo día, David Ugarte presenta una reflexión interesante sobre los beneficios apabullantes del Software Libre a nivel social, para las pequeñas empresas y para los organismos públicos.
Y el mismo día (a las 10:10:10hrs), se libera la nueva versión de Ubuntu, la 10.10, que junto con todo el ecosistema Linux vuelve a demostrar que sólo existe una dirección: Crecer.
El que quiera seguir gastando sus cuartos en su lobby como hace 50 años, ¡que lo haga!, es un mundo libre, no?

sábado, 28 de agosto de 2010

Primero viene el australiano, con cara de haber roto varios platos, Julian Assenge y funda WikiLeaks, un sitio para centralizar y difundir documentos desclasificándolos a lo bruto (vamos, sin pedir permiso).

Acto seguido, unos señores muy aseñorados y en defensa de la seguridad del gobierno nacional (del gobierno de USA) deciden que convendría cerrar ese sitio en cuanto aparezca el primer documento.

Pues aparece uno... y se cierra.

Julian Assenge, por tanto, consigue demostrar que va en serio y que los documentos son reales. (Gobierno de USA retrocede dos casillas).

Más presión y las empresas de hospedaje comienzan a ser reticentes a tener como cliente a WikiLeaks.

Aparece entonces el Partido Pirata, en su delegación sueca (la de mayor éxito) para acordar con Julian Assenge que ellos se encargarán gratuitamente de hospedar los servidores de Wikileaks.

A los dos días, casualidades de la vida, aparecen varias denuncias contra Julian Assenge en la justicia... sueca por casos de violación y conductas impropias. Parece que Julian aprovechó el viaje (o que algún grupo de presión es muy cutre).

Los abogados ganan un poco de dinero y el caso de violación es desestimado (el otro es más ambigüo y llevará más tiempo).

Pero Wikileaks, ya alojado en el Partido Pirata, publica un nuevo documento secreto de la CIA. Y avisa que a partir de los próximos días liberará unos 15000 archivos sobre la guerra de Afganistán.

El gobierno de USA se pone histérico y comienza a atacar por todos los frentes.
- Legal, con nuevas denuncias sobre robo de información (están en ellas)
- Cibernético, aunque es difícil porque atacar Wikileaks es atacar un partido político sueco, es decir, atacar la democracia sueca
- Económico, aunque Wikileaks comienza a ganar más dinero del que se gasta (incluso en abogados)
- Seguridad, localizar las fuentes de información de Wikileaks (que están en su propia casa)
- Y otros (actualmente Julian va más rodeado de guardaespaldas que Obama)

jueves, 10 de junio de 2010

Como dice el filósofo Gustavo Bueno, si tomamos a 100 individuos, que por separado pueden constituir un conjunto de 100 sabios, cuando se reúnen, tienen una gran posibilidad de formar un conjunto compuesto por un único idiota.

En un grupo, la derivada natural es que afloren los defectos al tiempo que se esconden las virtudes. "Los grupos se aferran más habitualmente que los particulares a las informaciones que les resultan agradables, dudan menos del acierto de sus decisiones y hacen menos caso de los argumentos contrarios, por muy cargados de razón que vengan". Es decir, derecho por el camino del fracaso.

John Allen Paulos lo demuestra de una manera sencilla en su libro: El hombre anumérico

"Una prueba más por la cual no debemos creer en, por ejemplo, fenómenos sobrenaturales independientemente de cuántas personas sostengan un mismo fenómeno: no importa si el fantasma lo vieron 2 o 100 personas. Es más, si lo vieron 100 personas, todavía existen más posibilidades de que el fantasma no exista".

Y ahora pensemos en la política y cómo se aprovecha de la masa social... y sí, nos lo merecemos.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Recomendamos leer y leer bien. Que muchas veces la realidad supera a la ¿ficción?